CONTADOR DE VISITAS

miércoles, 30 de noviembre de 2011

4 RAZONES POR LAS QUE NO ESTÁS PROGRESANDO por Mike Robertson

"Oye Mike, puedes revisar mi programa y decirme por qué no estoy llegando a ningún lado?"

Si bien esta no es la pregunta más popular que suelen hacerme, definitivamente está entre las tres primeras.

El tema es que es muy difícil mirar un programa y determinar por qué alguien no está teniendo éxito, porque los culpables suelen ser meses o incluso años de entrenamiento ineficaz o inapropiado.

Piensa en tu coche. Si no realizas los services y, finalmente, se te rompe en la ruta, sólo piensas lo que hiciste un día específico para averiguar qué ha pasado?

Por supuesto que no. El desperfecto se ha estado gestando durante semanas o meses, incluso años, y no fue hasta ese día exacto en que tu coche finalmente terminó por quedarse.

Tu cuerpo y tu coche son más parecidos de lo que piensas. Aquí hay cuatro razones por las que no estamos progresando, y algunos pasos que puedes emplear para volver a la senda del éxito.


Has pensado en usar una PROGRAMACION??

Dime si esto te suena familiar:

Acabas de leer el último artículo de Dan John. Te das cuenta que eres demasiado pequeño y sientes la necesidad de aumentar algo de tamaño.

Entonces bebes tu batido de proteína, tomas tus comprimidos de BCAA y haces tus 30 repeticiones de sentadillas como un buen chico. Los números empiezan a crecer. Te notas un poco más grueso en general, especialmente cuando te pones aquella remera para salir a rockearla la noche del sábado.

Pero entonces T-NATION publica un impresionante nuevo artículo sobre la pérdida de grasa por Mike Roussel. Y comienzas a replantearte tu estrategia. ¿De qué sirve ser enorme si no puedes ver tus abdominales? A las chicas les gustan los ABS, y a ti te gustan las chicas!

Entonces cambias tu entrenamiento y dieta 180º. Un mes más tarde te has despojado de todo el tamaño que habías agregado, pero cuando te pones bajo la luz pueden verse tus dos mejores abdominales.

Tu equipo ganador.

Luego T-Nation lanza una nueva entrega de “sangre y magnesio” por Jim Wendler. Te das cuenta que estás flaco y débil, como argumento de serie para adolescentes . Si fueses realmente serio, te concentrarías en ponerte realmente fuerte!

Ver hacia dónde voy.

Vivimos en una época dominada por la necesidad de gratificación instantánea. Todo el mundo quiere lograr sus metas, aquí y ahora. Pero no se puede tener todo al mismo tiempo. Es por eso que tenemos que ponernos metas a corto y largo plazo.

Si eres serio sobre esta cuestión del entrenamiento de fuerza, es necesario que desarrolles un programa centrado en tus metas a largo plazo, pero lleno de metas a corto plazo y puntos de referencia para ayudar a mantenerte motivado en el camino.

Pasar a la acción: . Anota el lugar donde quieres llegar en un año a partir de hoy ¿Quieres estar 5kilos más pesado? Perder de 5kilos de grasa corporal? Aumentar 25kilos a tu máximo en sentadillas?

Entonces trabaja hacia atrás. ¿Qué es lo que tienes que hacer, tanto a corto como a largo plazo para lograr tu objetivo?

Si deseas aumentar 25kilos a tus sentadillas, necesitas encontrar un programa que te ayude a lograrlo, al mismo tiempo que te ofrezca puntos de referencia medibles para cumplir en el próximo mes o dos, como un aumento de 2,5kilos en tu máximo de sentadillas en los próximos 30 días.

Claro que son solo 2,5k, pero estás en el camino a tu meta más grande. ESO ES ganar!


¿Tienes demasiadas prioridades?

Supongamos que has decidido que tu meta Nº1 es ser más fuerte.

En primer lugar, felicitaciones! Hay metas sin duda mucho peores en el entrenamiento (y en la vida), que el querer hacer subir los pesos en sus sentadillas, banco, peso muerto, press de hombros. Hay mucho para leer sobre entrenamiento de la fuerza al alcance de todos: periodización bloque, Westside, 5x5, 5-3-1, 3x3, y otros.

No debes ir por todos los sistemas juntos, y terminar haciendo una mezcla de 25 sistemas en un gigantesco ciclo de 4 semanas. En lugar de tener una meta concreta, centrado en el ciclo de entrenamiento, no trates de entrenar la velocidad, fuerza, hipertrofia, potencia y Zumba - todos al mismo tiempo!

En individuos de bajo nivel, este tipo de enfoque puede funcionar. Después de todo, puedes hacer casi cualquier cosa y se harás más fuerte, en un principio. Incluso algunos de nivel intermedio pueden mejorar así en el corto plazo.

Pero mientras más fuerte y avanzado te conviertes en tu entrenamiento, más centrado necesitas estar dentro de cada ciclo de formación específica.

Lo mejor es centrarse en uno, quizá dos objetivos de entrenamiento en cada fase individual. Si buscas más que eso, el estrés de entrenamiento no será lo suficientemente intenso como para provocar una adaptación.

Pasar a la acción: Al escribir tu próximo programa, céntrate en un objetivo principal, y una meta secundaria. Sólo eso!

Y recuerda, un programa es sólo eso, un programa. No puedes adaptarte a cada ejercicio, a todos los estilos de entrenamiento, y a cada esquema de series / repeticiones en un programa.


Hay demasiados cocineros en la cocina del entrenamiento

Cuando se trata de tu entrenamiento, entiendo que todo el mundo tiene una opinión sobre cómo debe ser el entrenamiento, cual es una buena técnica, que es lo mejor para tu caso, etc.

Tal vez te sorprenda, pero que la gente popular del gimnasio están todo el tiempo dispuestos a hacerte saber lo que piensan de tus levantamientos.

"Para mi deberías hacer más de X."

"¿Por qué no estás haciendo más de Y?"

"Si hicieras Z estarías grande y fuerte como yo."

Escuchar a todo el mundo sólo te mantendrá confundido por el resto de tu trayectoria en el entrenamiento. En lugar de eso, lo que necesitas es prestar atención a una o dos personas a quienes respetes y esforzarte por aprender su filosofía.

Hago esto para ganarme la vida y necesito saber acerca de diferentes aspectos del desarrollo deportivo y humano: velocidad, fuerza, potencia, desarrollo muscular, pérdida de grasa, desarrollo de sistemas energéticos, ejercicios correctivo, rehabilitación, etc. Hay mucho que aprender, y quiero aprender tanto de tantas personas diferentes como pueda.

Pero para darte un ejemplo práctico, dos nombres que siempre resonaban en mí, en términos de entrenamiento de fuerza pura son Dan John y Jim Wendler.

Los dos están enfocados en los levantamientos grandes, pesados y básicos, y llegar al mínimo detalle para alcanzar el éxito.

¿Esto significa que yo no escucho a nadie más en el tema de la fuerza? Por supuesto que no. Pero valoro su opinión sobre la de casi todos los demás, así que siempre voy a inclinarme hacia las opiniones de ellos sobre ese tema en particular.

Si tengo que volver a lo básico y entender por qué mi fuerza (o la de mis clientes y deportistas) no está donde debe estar, entonces yo también voy a apoyarme en sus consejos contra el consejo de otros.

Te sugiero que hagas lo mismo.

Pasar a la acción: Una vez que hayas determinado tus objetivos primarios, encuentra un entrenador cuyos métodos te resulten confiables y estés dispuesto a seguir. Haz tu mejor esfuerzo para aprender su filosofía, de modo que cuando alguien quiera aportarte su “granito de arena”, no dudes . Sabes que lo que estás haciendo fue diseñado especialmente para que funcione para ti .

No tiene por qué ser el único método, sólo tiene que ser uno que funcione para ti y el que creas.

No hay entrenador, preparador físico, fisioterapeuta, etc., infalible ni perfecto, pero cuando estás en esos días oscuros en que tu progreso se ha detenido, necesitas a alguien de confianza que te ayude y guie para salir de ese estancamiento.


No puedes ser objetivo con ti mismo

Es muy difícil ser objetivo con uno mismo.

Tal vez sea tu técnica. ¿Es realmente tan prolija cómo crees? ¿Realmente no hay nada que podrías mejorar?

Tal vez tengas puntos débiles. ¿De verdad crees que estás perfectamente equilibrado? Tal vez hay un grupo muscular o ejercicio que te darían el gran avance que has estado buscando.

Hay una razón por la que los mejores instructores y entrenadores en el mundo pagar a alguien para escribir sus programas y evaluar su técnica.

He estado haciendo esto desde hace 11 años, y si no fuera por gente como mi socio de negocios Bill Hartman, o mis socios de entrenamiento Zach Moore y Gabrielsen Lil 'Stevie, no sé dónde estaría.

Si estás decidido a llevar tu físico al siguiente nivel, es necesario que busques un mentor o entrenador que te ayude. No importa si tu objetivo es adelgazar, ser más fuerte, ponerte más grande, o alguna combinación de estos, es posible que alguien esté más informado y sea más objetivo sobre ti y tus objetivos.

Confía en mí, este consejo simple puede hacer una gran diferencia en tu entrenamiento. ¡Hazlo!

Pasar a la acción: Encontrar un entrenador o un compañero de entrenamiento que esté dispuesto a darte una retroalimentación honesta y crítica acerca de tu entrenamiento.

Si tienes el dinero para pagarlo, un entrenador es genial. Tener tu propio entrenador que elabore tu programa personal y cuide tu técnica es la mejor forma para conseguir progresos rápidos.

Si no puedes acceder a un entrenador, deberás encontrar un compañero de entrenamiento con conocimientos suficientes para saber por qué estás atascado en tus progresos. Pero eso es más fácil decirlo que hacerlo. Son pocos los que sabrán lo suficiente para decirte realmente que hacer y estén dispuestos a ser tus compañeros de entrenamiento.

Así que si encuentras uno bueno, cuídalo para siempre!


Finalmente

A nadie le gusta cuando sus progresos se detienen.

Prueba uno (si no todos) de los consejos anteriores. Puedo garantizarte que se revelarán los motivos por los cuales estás atascado y cómo lograr progresar nuevamente.

Dale una oportunidad a estos consejos y hazme saber cómo funcionan para ti.

¡Buena suerte!

Traducido por Ariel Couceiro González

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada